Rosabel Meleán

 Este martes portales digitales informaron que la CMA, que funge como máxima autoridad de competencia del Reino Unido, le ordenó a Facebook que venda el servicio de ‘gifs animados’ Giphy en su totalidad, después de haberlo comprado por $400 millones.

Giphy es un servicio que permite encontrar animaciones fácilmente, para compartirlas directamente en redes sociales o apps de mensajería instantánea; cuenta con una de las mayores bibliotecas de gifs animados, la mayoría subidos por los propios usuarios. En mayo de 2020, Facebook adquirió este servicio, con la intención de integrarlo en Instagram y el resto de sus aplicaciones.

Sin embargo, desde el primer momento el movimiento recibió atención de algunos reguladores, que expresaron sus miedos sobre el crecimiento de Facebook y la posibilidad de que esta adquisición afectase al resto de servicios que usan Giphy. El regulador británico ha sido el más insistente en esta posibilidad, pese a que en un principio se trata de un acuerdo entre dos empresas estadounidenses.

Finalmente, la CMA ordenó hoy a Facebook que se deshaga de Giphy, encontrando un comprador “aprobado”Para la CMA, la compra de Giphy podría ser usada para limitar o negar el acceso al resto de plataformas, y por lo tanto, los gifs animados sólo se podrían usar en sus plataformas; eso podría llevar más tráfico a Facebook, WhatsApp e Instagram.

Con El economista