Francia no excluirá a Huawei ni a cualquier otra operadora de la red de quinta generación, haciendo caso omiso a la advertencia de Estados Unidos, pero tendrá el poder de examinar a todos los fabricantes de equipos por cualquier posible amenaza a la seguridad, expresó este lunes el ministro de Economía Junior, Agnes Pannier-Runacher, a la televisión de BFM Business.

El regulador francés de telecomunicaciones Arcep inició el jueves la venta de espectro 5G, poniendo fin a meses de intenso debate entre los operadores y las autoridades de telecomunicaciones del país sobre la mejor manera de implementar la nueva tecnología de Internet móvil ultrarrápida.

“No apuntamos a un solo fabricante de equipos; no hay exclusión”, indicó el lunes Pannier-Runacher.

“Hay tres fabricantes de equipos activos en Francia. Huawei tiene una cuota de mercado del 25%, también hay Nokia y Ericsson. Samsung aún no está activo en Francia, pero está interesado en 5G”, agregó el funcionario francés.

Los operadores de telecomunicaciones deberán pedir el permiso del primer ministro para sus proyectos de red 5G y recibir la autorización en función de las consideraciones de seguridad nacional, reseñó Reuters.