El gobierno de Francia introdujo este miércoles un impuesto digital hacia tres gigantes de internet como GoogleAmazon y Facebook, avanzando con una regulación más estricta sobre las grandes tecnologías sin un amplio apoyo de la Unión Europea.

El impuesto del tres por ciento se aplicará a los ingresos franceses de aproximadamente 30 empresas importantes, principalmente de Estados Unidos.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, estimó que el impuesto recaudará aproximadamente 500 millones de euros ($ 565 millones) por año.

El arancel representaría solo una porción de los ingresos de Amazon, Facebook y Google. Pero podría allanar el camino para una mayor regulación de las empresas tecnológicas de EE.UU. en Europa, incluido un impuesto digital a escala de la UE, reseñó CNBC.

Un esfuerzo apoyado por el organismo europeo para aprobar un impuesto del 3 por ciento sobre los ingresos de las grandes compañías de Internet fracasó en 2018 en medio de preocupaciones de países como Irlanda y Alemania, que temían represalias de Estados Unidos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estudia un impuesto digital global, pero ha dicho que no llegará a una conclusión hasta 2020.

Otros países, seguirían los pasos de Francia como el Reino Unido, Alemania y España, ya que están trabajando en sus propias medidas fiscales digitales.

El impuesto francés se aplicaría a las empresas que generen ingresos mundiales en sus servicios digitales de al menos 750 millones de euros ($ 847 millones), con 25 millones de euros ($ 28 millones) desde Francia.