La compañía taiwanesa Foxconn, que construye la mayoría de los teléfonos inteligentes y iPads de Apple en China, dijo a Bloomberg que tiene la capacidad de construir suficientes iPhones fuera de China para satisfacer la demanda de Estados Unidos.

Se espera que los nuevos iPhones sean lanzados en septiembre, cuando los nuevos modelos normalmente llegan al mercado, y cualquier aumento en las tarifas podría significar iPhones más caros. Aunque los consumidores han demostrado que están menos dispuestos a actualizarse a dispositivos más caros.

“El veinticinco por ciento de nuestra capacidad de producción está fuera de China y podemos ayudar a Apple a responder a sus necesidades en el mercado estadounidense”, dijo el ejecutivo de Foxconn, Young Liu, según Bloomberg. “Tenemos suficiente capacidad para satisfacer la demanda de Apple”.

El fabricante tecnológico con sede en California ya no revela cuántos iPhones vende cada trimestre, pero en febrero de 2018, Counterpoint Research indicó que durante el cuarto trimestre de 2017 se vendieron 22 millones de dispositivos, una mayor parte de los 51.2 millones de unidades que Apple vendió en ese trimestre en todo el mundo.

Se dijo que Foxconn comenzó a fabricar algunos de sus iPhones de gama alta en India este año y, de acuerdo Bloomberg, comenzó a comenzar “pruebas de calidad para el iPhone XR” en el país. El iPhone XR es la versión más ecónomica de la compañía con sede en California en comparación con el modelo XS y XS Max, lanzados en septiembre pasado.

Vista previa de los iPhones XR, XS y XS Max