En China , luego de tres años de intentar establecerse en el mayor mercado mundial de los juegos en línea, el desarrollador de videojuegos Epic Games, se dió por vencido al intentar introducir en el país asiático su videojuego Fortnite, las razones? la legislación del actual gobierno de Xi Jinping.

La compañía había anunciado dos semanas atrás que el 15 de noviembre iba a cerrar la versión china del juego, señalando que “la prueba Beta de Fornite China llegó a su fin”, y desconectar los servidores.

El país asiático adoptó recientemente nuevas medidas para controlar el nivel de adicción a los videojuegos en jóvenes, y este lunes usuarios  dijeron  que ya no podían acceder al juego, y publicaron despedidas en la red social Weibo.

El videojuego de acción, con tiroteos y construcción de mundos, es uno de los más populares del mundo con más de 350 millones de usuarios, superior a la población de Estados Unidos.