El fabricante de vehículos Ford y el motor de búsquedas chino Baidu lanzaron este miércoles un proyecto a dos años para probar vehículos de conducción autónoma en calles de China, informó este miércoles Reuters.

El plan iniciará sus pruebas en calles designadas en Pekín a finales de año y posiblemente se expanda a otras ciudades chinas, dijeron ambas empresas en un comunicado. Aseguraron que los coches serán capaces de operar en forma autónoma en ciertas condiciones cuando el programa acabe con la fase de desarrollo y pruebas.

Al final de la prueba, el proyecto alcanzará la denominada tecnología de nivel 4 para carros autónomos, o conducción autónoma, pero no en todas las condiciones. Es el segundo escalón más alto después del nivel 5, que describe a vehículos que deberían poder desplazarse por calles sin manipulación alguna por parte de un chofer.

China dio a la automotriz alemana Daimler AG luz verde para probar autos sin conductor en sus calles en julio y se convirtió en el primer fabricante internacional de vehículos en obtener dicho permiso en Pekín.