La filial de vehículos autónomos pertenecientes a Ford, Argo AI, lanzó su nueva flota de carros de prueba de conducción automática – Ford Fusion Hybrid – en Detroit este miércoles, ampliando de esta manera su presencia en cinco ciudades de Estados Unidos.

Los nuevos automóviles están equipados con sensores mejorados, que incluyen radares y cámaras con mayor resolución y alcance, dijo el fabricante.

El fabricante de vehículos número dos de EE.UU. está en conversaciones con Volkswagen para desarrollar carros autónomos, ya que su unidad de este tipo de coches compite por la inversión y el talento de ingeniería con sus pares y con empresas de tecnología.