Ford Motor anunció este jueves que detendría la producción en su planta de ensamblaje de Flat Rock en Michigan la próxima semana, donde fabrica el Mustang, debido a la escasez mundial de semiconductores.

La industria automotriz está lidiando con una escasez mundial de chips provocada por la pandemia de COVID-19 que ha obligado a las empresas a reducir la producción, aunque los altos precios de los automóviles han compensado parcialmente su impacto.

El fabricante de automóviles había advertido el mes pasado que la escasez de chips conduciría a una disminución en los volúmenes de vehículos en el trimestre actual.

El mes pasado, Ford detuvo la producción en su planta de ensamblaje de la ciudad de Kansas que fabrica camionetas F-150 durante una semana debido a la escasez de chips.

La producción en otras plantas de América del Norte del fabricante de automóviles con sede en Dearborn, Michigan, continuará con normalidad, dijo Ford.

Fuente: Reuters