El fabricante de vehículos Ford está construyendo una nueva planta en Michigan, Estados Unidos, para vehículos autónomos en un momento en que la empresa ha decidido enfocarse en su futura línea de autoservicio y automóviles eléctricos.

La nueva fábrica, programada para abrir en 2022, tomará nuevos modelos híbridos de calidad comercial e incorporará la tecnología de auto conducción necesaria para convertirlos en vehículos sin conductor. 

Sin embargo, Ford aún está considerando dónde construir el centro de acabado de este tipo de coches y no ha revelado cuántas personas trabajarán allí.

“Esta instalación será algo más que simplemente poner el cerebro en estos vehículos autónomos”, dijo el presidente de operaciones globales de Ford, Joe Hinrichs.

“Usaremos el centro de producción de AV para mejorar los interiores y agregar la tecnología que los clientes desearán para un modelo particular de auto conducción”, agregó.

El nuevo vehículo autónomo forma parte de una inversión de 900 millones de dólares que el fabricante estadounidense anunció en 2017 para reestructurar su huella de fabricación en el estado de Michigan. 

Se espera que se creen al menos 900 nuevos empleos para 2023. Eso incluye agregar un segundo turno en 2023 en la planta de ensamblaje final de la compañía en Flat Rock, Michigan, para construir un vehículo completamente eléctrico que por el momento Ford aún no ha anunciado. 

Ese modelo 2023 es parte del plan de la compañía para incrementar las ventas de vehículos eléctricos, incluido un nuevo SUV eléctrico programado para 2020, reseñó CNBC.