Todo empezó con un dolor. Sí, un dolor producto de una lesión en el hombro de Oskar “Dodde” Ödmark. Su pasión por seguir jugando videojuegos y la ingeniería mecánica lo impulsaron a crear en 2014 el primer prototipo de “guante” para gamers.

Cuatro años después Ödmark logra patentar su idea y desarrolla el Flashe Gaming Glove, el primer guante diseñado para mejorar el rendimiento de los amantes a los videojuegos.

El “Flashe Gaming Glove” fue creado por la compañía Flashe, y su exitosa campaña de lanzamiento fue lanzada por Kickstarter donde ha tenido una receptividad muy positiva reflejada en el monto recaudado.

Foto: Kickstarter

El compañero ideal de los gamers

Este novedoso guante está compuesto por una manga de comprensión con la tecnología que utilizan los productos deportivos para mejorar la circulación sanguínea. De igual forma, ayuda a regular la temperatura corporal y brindar alivio rápido a los músculos.

El Gaming Glove posee un soporte ajustable para el antebrazo elaborado de teflón para reducir la fricción. También incluye una extensión para que la muñeca se movilice correctamente sin producir molestias.

Este producto saldrá oficialmente al mercado en febrero del año entrante y su precio base será US$35, con la posibilidad de elegir entre diferentes modelos y colores.