La marca de tecnología vestible Fitbit lanzó este miércoles su último reloj inteligente, Versa 2, que incorpora a Alexa, el asistente de voz de Amazon, pagos en línea y almacenamiento de música.

Con este dispositivo la empresa pretende competir con Apple en el mercado de los smartwatch.

Los pedidos anticipados de Versa 2, cuyo precio es de 200 dólares, comenzarán durante la tarde del día, dijo la compañía, y agregó que el reloj inteligente estará disponible en las tiendas el 15 de septiembre.

Fitbit ha luchado por mantenerse en el mercado de los relojes inteligentes, ya que Apple y Samsung tienen una mayor participación del mercado con dispositivos más sofisticados, además la oferta ofrecida por Huawei y Xiaomi le ha costado bastante para adentrarse en el sector de la actividad física.

En julio, Fitbit redujo su pronóstico de ingresos para 2019, culpando a las decepcionantes ventas de los relojes inteligentes Versa Lite, una versión más barata que carecía de características como la capacidad de almacenar música.

“Si bien Versa Lite recibió buenas críticas actuales de los consumidores, vimos que los consumidores estaban dispuestos a pagar más por un reloj inteligente con características adicionales”, dijo el presidente ejecutivo James Park en una llamada de ganancias con analistas a principios de agosto.

Fitbit lanzó por separado Fitbit Premium, que brindará a sus usuarios entrenamiento personalizado que incluye informes de salud, entrenamientos y funciones para dormir a un costo de 9.99 dólares al mes, a partir de septiembre.

El pionero de los wearables con sede en San Francisco, que ha visto hundida sus acciones en los últimos dos años, ha estado buscando nuevas vías para impulsar sus ventas.