Spotify y Deezer, aplicaciones para la reproducción de música streaming y otros actores de la industria tecnológica europea, pidieron a la UE que se vuelva más estricta con las prácticas comerciales desleales de los gigantes estadounidenses como Apple, Amazon y Google.

En una carta conjunta, el grupo solicitó a los ministros de la Unión Europea a ir más allá de las propuestas actuales destinadas a regular las plataformas en línea que actúan como intermediarios entre los clientes y las compañías.

La regulación no es lo suficientemente amplia como para garantizar que las empresas tecnológicas dominantes eviten las prácticas que “refuerzan su posición privilegiada o favorecen injustamente a los servicios de propiedad”, dijeron.

El CEO de Spotify, Daniel Ek, y el CEO de Deezer, Hans-Holger Albrecht, se encontraban entre los firmantes de la carta, que fue enviada este lunes a los ministros de competencia y negocios del organismo europeo, antes de una reunión programada para este jueves en Bruselas. 

También firmaron la carta los sitios web de viajes, empresas de medios digitales y asociaciones comerciales como European Publishers Council y European Game Developers Foundation, que acusaron a los gigantes tecnológicos de tener “un poder de negociación desproporcionado” y utilizar su “posición privilegiada para convertirse en guardianes de la economía digital”. “

La preocupación de que las firmas tecnológicas norteamericanas hayan crecido demasiado.  Esto un tema recurrente para las autoridades de la UE, ya que el año pasado impusieron a Google una multa récord de 2.400 millones de euros por favorecer injustamente sus propias recomendaciones de compras en línea en los resultados de búsqueda. Recientemente, las autoridades de competencia de la UE han abierto una investigación preliminar del tratamiento de Amazon de los comerciantes más pequeños en su sitio.

Bajo las propuestas actuales, la UE está tratando de introducir más transparencia sobre cómo las plataformas funcionan con las empresas más pequeñas, incluida la aclaración de cómo se clasifican en los resultados de búsqueda y explicando el motivo de la suspensión o terminación. Las propuestas también tienen como objetivo facilitar la resolución de disputas.

Sin embargo, el grupo dijo que la regulación propuesta no va lo suficientemente lejos. “Hacemos hincapié en que la transparencia por sí sola no reequilibrará la relación entre las plataformas y las empresas que dependen de ellos”, dijo la carta.

Estos se quejaron de que los gigantes tecnológicos favorecían sus propios servicios frente a los competidores de terceros que usaban sus plataformas y obligaban a las empresas a usar sistemas internos de facturación que cobran tarifas excesivas.

Spotify, por ejemplo, luchó contra la comisión del 30 por ciento de Apple sobre las suscripciones procesadas a través del servicio de facturación de iTunes, instando a los clientes a cancelar en su lugar directamente a través de su página web.