Proveedores de redes virtuales privadas provenientes de Canadá y los Estados Unidos cancelaron sus servicios en Hong Kong a consecuencia de la nueva ley de seguridad aprobada en China.

Empresas como IPVanish, Private Internet Access y TunnelBear informaron que ya no estarán operando dentro de la región, con el objetivo de proteger la seguridad de sus usuarios y demás residentes de Hong Kong.