Anunciado durante la presentación de apertura de PlayStation Experience 2017, Firewall Zero Hour desplegará acción FPS táctica de 4v4 en el campo de batalla de PS VR. Mi prueba apunta a un juego extremadamente prometedor, de hecho, quizás el juego de realidad virtual más prometedor y emocionante que he jugado.

Si alguna vez han amado un juego de Rainbow Six o SWAT, comprenderán de inmediato el atractivo de Firewall. El ritmo es deliberado y metódico; la acción rápida y decisiva. Es un juego tenso de gato-y-ratón entre dos equipos (humanos). La comunicación del jugador es primordial, y el ingenio rápido los llevará más allá de apretar rápidamente el gatillo.

Jugué una serie de partidas en una mansión oscura. Me arrastré silenciosamente de habitación en habitación con tres compañeros de equipo. Nuestro objetivo: una computadora portátil escondida en algún lugar de la casa. El otro equipo estaba al acecho, listo para lanzar una emboscada o protegerse de nuestro ataque.

Activamos nuestras linternas, los haces proyectando sombras de aspecto realista en las paredes, y navegamos lentamente por las habitaciones oscuras. A medida que nos acercamos cada vez más al objetivo, mantuvimos un flujo de charla tensa, especulando sobre dónde estaría acechando el equipo contrario y llamando a zonas seguras.

Firewall Zero Hour image 2

Al pasar por un pasillo sombrío, una ráfaga de disparos rugió desde la parte superior de una escalera cercana. El hombre a mi lado cayó como una roca. Giré a mi izquierda, levantando mi PS VR Aim Controller a la sombra que vi en la parte superior de las escaleras, y disparé con mi escopeta. Le di, pero él retrocedió por la esquina antes de que pudiera acabar con él.