Los beneficios que nos otorga Internet hoy en día son incalculables en comparación con la tecnología que se gestaba hace tres décadas atrás. Un joven visionario en el centro CERN, (una organización europea de investigación nuclear), cerca de Ginebra, Suiza, creó un “sistema de gestión descentralizada”, el primer paso para nuestra web actual.

Tim Berners-Lee tenía unos 33 años cuando en 1989, marcó la historia con la World Wide Web (WWW) o red informática mundial, cuyo propósito era unir a las personas y que los trabajos de investigación viajaran a todas parte del mundo con un clic, y lo logró.

Cómo empezó todo

Tim se dedicaba a actualizar el anuario internet del CERN a la par que buscaba un sistema que hiciera posible ese intercambio de información, en lo que el científico informático, François Flückiger, fue una pieza clave.

Juntos, Berners-Lee y Flückiger trabajaron juntos para hacerlo posible. Un año más tarde, el científico de origen belgo, Robert Cailliau se unió al proyecto y nació el lenguaje HTML (que permite crear páginas web), el protocolo de intercambio de hipertexto HTTP (que permite a los usuarios pedir y luego recibir una página web) y las direcciones URL.

Un llamado a “salvar la web”

Sus creadores lamentan que hoy en día estemos frente a una web tan plagada de problemas de privacidad y opuesta a su idea original. Cuando el Internet fue público y abierto a toda clase de personas, se expuso a riesgos que hoy manchan su propósito de ser un espacio de interacción y compartir desde todas partes del mundo.

El uso indebido de datos, la crisis de hostigamiento y bullying en las redes sociales son algunos de los mounstruos que los usuarios viven a diario, pero que están también encargados de contrarestrar.

Su propio creador, Tim Berners-Lee cree en una web más segura para generaciones siguientes por lo que pide la creación de “Un Contrato para la Web”, una iniciativa que busca un compromiso común que motive a quienes acceden a ella mayor libertad y respeto a la vida privada.

Pese a todo lo que habita en la web, podemos hacer del ecosistema digital un ambiente muchísimo más seguro, con garantía de libertad y acceso a la información si todos trabajamos por ello.

¡Feliz Cumpleaños, WWW!