Los piratas informáticos rusos han estado escaneando los sistemas de las compañías de energía y otras infraestructuras críticas en los Estados Unidos, y la piratería patrocinada por el estado por parte de Rusia presenta una amenaza «actual» para la seguridad nacional estadounidense, dijo un alto funcionario del FBI el martes.

“La amenaza de Rusia en un sentido criminal, en el sentido de estado nación, es muy real y actual”, dijo Bryan Vorndran, subdirector de la división cibernética del FBI, durante una audiencia ante un panel de la Cámara de Representantes de EE. UU.

En las semanas posteriores al ataque no provocado de Rusia contra Ucrania, la Casa Blanca y el Departamento de Justicia han estado advirtiendo a las empresas estadounidenses sobre inteligencia que sugiere que Rusia ha estado dando los primeros pasos hacia un posible lanzamiento de ataques cibernéticos.

Vorndran dijo a los legisladores que los «casos de escaneo ruso» de las redes en el sector energético de EE. UU. han aumentado recientemente, y dijo que dicha actividad representa una «fase de reconocimiento» por parte de Rusia para tratar de comprender las defensas de una empresa y si tiene vulnerabilidades que podrían ser explotadas.

“Es una parte extremadamente importante de los ataques en general”, señaló, y agregó más adelante en su testimonio que Rusia representa “uno de los dos ciberadversarios más capaces a los que nos enfrentamos a nivel mundial” y es “un enemigo formidable”.

El año pasado, mucho antes del ataque de Rusia a Ucrania, el presidente de EE. UU., Joe Biden, advirtió abiertamente al presidente ruso, Vladimir Putin, que ciertas infraestructuras críticas deberían estar «fuera del alcance» de los ataques cibernéticos.

Esa advertencia se aplicó a 16 tipos diferentes de infraestructura, una referencia aparente a los 16 sectores designados como críticos por el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., que incluyen telecomunicaciones, atención médica, alimentos y energía.

Desde entonces, Vorndran les dijo a los legisladores que estaba al tanto de las empresas de software, entre otras, que han sido objeto de ataques.

«Hay compromisos contra algunos de esos 16 sectores de infraestructura crítica», dijo. «No puedo hablar específicamente de cuáles».

Con Reuters