En información reciente el FBI se encuentra ahora mismo investigando sobre una misteriosa postal que ha llegado a la casa del director ejecutivo de la firma de ciberseguridad FireEye días después de que encontrara evidencia inicial de una presunta operación de piratería rusa en docenas de agencias gubernamentales y empresas privadas estadounidenses. La postal lleva el logo de FireEye, está dirigida al CEO Kevin Mandia y cuestiona la capacidad de la firma con sede en Milpitas, California, para atribuir con precisión las operaciones cibernéticas al gobierno ruso.