Mel Gibson se prepara para lo que será FATMAN una divertida comedia en la que el artista personificará a Santa Claus, en una lucha contra el declive de su negocio.