Un fallo de seguridad descubierto en el famoso juego Fortnite permitía a hackers controlar las cuentas de los más de 200 millones de usuarios mediante un link malicioso, según la empresa de ciberseguridad, Check Point Research.

El problema de seguridad encontrada dejaba expuesta la información personal de los usuarios y la posibilidad de que ciberatacantes la utilizaran para hacer compras en el juego mediante el V-Buck, la moneda virtual.

La empresa israelí explica que la vulnerabilidad se encontraba específicamente en el registro de títulos. Para concretar el ataque solo era necesario que el jugador hiciera clic en un enlace malicioso con la falsa promesa de recibir créditos gratis. Luego, el hackers podía obtener el token de autenticación de Fortnite, iniciar sesión y usurpar la cuenta completamente.

Los especialistas de Check Point aseguran que tenían la posibilidad hasta de escuchar – y grabar- las conversaciones que tienen lugar durante las partidas.

Una vez detectada la falla, la empresa israelí contacto a la empresa que desarrolló el juego, Epic Games, quienes aseguran que las irregularidades serían solucionadas inmediatamente.