En las palabras de “El Último Tango en París”, venimos a olvidar, a olvidar todas las cosas, absolutamente todas. Olvidaremos a las personas, lo que sabemos, todo lo que hemos hecho…. Pero les diré algo que no olvidaremos, al maestro Bernando Bertolucci.

Esta relevante figura de la cinematografía italiana, murió a los 77 años en su residencia,  luego de haber batallado durante largos años contra el cáncer.

Así lo informó su publicista, quién igualmente recordó que desde hace más de una década se encontraba padeciendo con su salud, debido a una cirugía de hernia fallida en el 2003 que lo dejó en silla de ruedas.

Nacido el 16 de marzo de 1941 en una familia adinerada en la ciudad de Parma, en el norte de Italia, Bertolucci fue un talento prodigioso desde una edad temprana. Hijo del conocido poeta y escritor Attilio Bertolucci, él mismo ganó un premio a la poesía a los 21 años y decidió convertirse en cineasta.

Su estilo expresionista cambió la forma tradicional de representar las realidades de la vida cotidiana.

Disfrutó dejar en sus películas algo de si mismo, reflejando cierto aspecto autobiográfico e igualmente gozaba al retratar temas como el comunismo y la batalla contra el fascismo.

Su forma de reflejar asuntos sociales en el cine, lo convirtió en un referente del cine italiano junto a Federico Fellini, Luchino Visconti, Roberto Rossellini, entre muchos otros.

Desde sus inicios como cineasta, manifestó su deseo de hacer cine fuera de Italia, puesto que las películas allá eran emitidas más que todo por televisoras privadas. Él buscaba ser diferente, razón por la cuál a lo largo de su carrera, recibió gran atención de la crítica e intelectuales para luego ganarse una gran audiencia internacional.

Fue el responsable de filmar grandes obras como “El último emperador” con la que ganó un Óscar a mejor director y mejor película, igualmente ganó una Palma de Oro honorífica en 2011 en el festival de Cannes por el conjunto de su carrera.

Lo recordaremos por su cine que desafío los esquemas de hollywood, un cine comprometido con la innovación y el riesgo.