Facebook cierra una semana para el olvido y la ola de efectos en su contra siguen luego de su caída estrepitosa en la bolsa. La famosa red social no solo tuvo que resistir el despiadado bajón de sus acciones en Wall Street sino que ese descenso trajo daños colaterales también, luego de que se diera a conocer una demanta particular debido al desplome.

Una nota de la agencia Reuters informa que el accionista James Kacouris interpuso una querella en una corte federal de Manhattan a Facebook Inc y su fundador Marck Zuckerberg, tras el desplome de las acciones de la compañía esta semana, que llevaron a la red social a perder casi 120.000 millones de euros de capitalización en una sola sesión.

De acuerdo a lo que se detalla en el reporte, el recurso presentado por Kacouris acusó a Facebook, Zuckerberg y el gerente de finanzas David Wehner de realizar declaraciones engañosas o no informar sobre la desaceleración del crecimiento de sus ingresos, los menores márgenes operativos y el descenso de usuarios activos.

La medida busca convertirse en demanda colectiva y exige una compensación no detallada. Por los momentos, Reuters señala que se trató de conseguir la versión por parte de Faceboo pero una portavoz de la compañía declinó hacer comentarios al respecto.

Los expertos anticipan que esta será la primera reclamación de muchas otras, que se sumarán a las que la compañía tiene por el escándalo de Cambridge Analytica. Los accionistas suelen demandar a las compañías en Estados Unidos después de caídas inesperadas del precio de las acciones, especialmente si la pérdida de valor es grande.

Kacouris afirma que el desplome de un 19 por ciento de las acciones de Facebook al día siguiente se debió a violaciones a la ley federal de valores de parte de los acusados. El proceso judicial lo enfoca en la poca transparencia de la empresa a la hora de dar a conocer su realidad interna, algo que a la postre generó mucha incertidumbre y desconfianza entre los inversionistas.

El desplome del jueves también afectó a Zuckerberg, quien ocupaba el cuarto lugar en el ránking de las personas más ricas del mundo junto a Warren Buffett. Pero la riqueza actual del presidente de Berkshire Hathaway Inc alcanza los 83.000 millones de dólares y la del jefe de Facebook llega a 66.000 millones de dólares, dijo la revista Forbes.