Facebook aún enfrenta secuelas del escándalo suscitado con Cambridge Analytica y luego de eso obviamente ha implantado una política más severa respecto a la seguridad de los usuarios con el objetivo de que el lamentable episodio no se repita.

La supervisión rigurosa ha generado ya algunas acciones importantes tal como sucedió el pasado fin de semana cuando la popular red social decidió suspender de su sitio a una empresa de análisis de Boston y a su vez investiga si los contratos de la compañía con el gobierno de Estados Unidos y una organización sin fines de lucro rusa violaron sus políticas, informó el Wall Street Journal.

El gigante editorial en su reporte cita a personas familiarizadas con el negocio las cuales indican que los contratos gubernamentales de Crimson Hexagon, que extrae información pública de Facebook, no fueron aprobados previamente por la red social.

La firma por su parte, asegura que su plataforma permite a sus clientes, entre los cuales figuran grandes corporaciones estadounidenses, analizar audiencias y rastrear la percepción de la marca y el desempeño de la campaña pero todo bajo el marco de la legalidad.

Chris Bingham, un ejecutivo de Crimson Hexagon, escribió en un blog el viernes que su compañía solo recopila datos de redes sociales a disposición del público, un acto “completamente legal”.

Bingham sostiene que su empresa rutinariamente investiga a clientes potenciales del gobierno para asegurarse de que cumplan con las políticas de sus “socios de datos” como Facebook.

“Por ejemplo, existen sensibilidades especiales sobre cómo las agencias gubernamentales pueden usar datos públicos en línea, a pesar de que esos mismos datos son de libre acceso para otros”, escribió.

De acuerdo a una nota de la agencia AFP, desde 2014, agencias del gobierno de Estados Unidos pagaron a Crimson Hexagon más de 800.000 dólares por 22 contratos, señaló el diario citando datos públicos.

Crimson Hexagon vendió su plataforma de análisis patentada en el extranjero, que incluye a Turquía y Rusia, donde en 2014 trabajó con una organización sin fines de lucro vinculada al gobierno. Se señaló en la publicación que igualmente la compañía parece haber recibido al menos una vez datos privados del servicio de Instagram de Facebook.

De acuerdo a un portavoz de la red social citado por el Journal, la investigación sigue en curso pero al menos en el plano inicial no se habría encontrado regularidad alguna, “en base a la investigación” llevada a cabo por Facebook, hasta la fecha Crimson Hexagon no obtuvo ninguna información de Facebook o Instagram de manera inapropiada”.