Facebook sigue siendo noticia luego de dar a conocer su balances financieros trimestrales y semestrales, estadísticas que si bien tuvieron números positivos en varios rubros, también generaron dudas con otros indicadores de poco crecimiento, un factor que no tardó en pasar factura con una fuerte caída en el mercado bursatil.

Sus acciones en Wall Street tuvieron un arranque nefasto con un desplome importante en su valor, luego de ser informados los resultados en los primeros seis meses del año y más importante aún, la tendencia que podría tener la empresa en lo que queda de 2018.

El inicio de la jornada en la Bolsa de Nueva York provocó una disminución de más de 100.000 millones de dólares de capitalización, luego de perder hasta un 19,6% al comienzo de las operaciones. Los títulos de la compañía caían hacia las un 18,34% a 177,61 dólares, lo que se traduce en una pérdida de capitalización bursátil de cerca de 115.000 millones de dólares.

Este negativo panorama se magnifica si se tiene en cuenta la jornada previa en la que la referida red social contó con un alza del 23,3% desde el comienzo del año. La acción de Facebook había subido el miércoles a un nuevo nivel, alcanzando los 217,50 dólares.

A niveles globales, las ganancias fueron importantes con una facturación que subió durante ese lapso 42% hasta 13.200 millones, el problema es que los observadores y analistas esperaban mejores cifras, en especial en sel segundo corte trimestral en el que los números no fueron tan alentadores y terminaron por corroborar el efecto generado por el escándalo de Cabridge Analytica.

Otro elemento preponderante se dio con el hecho de la merma en cuanto al crecimiento en la taza de clientes o usuarios, un indicador que no pasó desapercibido y a la postre terminó incidiendo de manera gradual en la percepción de mercado.

Aunque el número de usuarios activos mensuales de Facebook aumentó un 11% en el periodo interanual a 2.230 millones al 30 de junio pasado, en el segundo trimestre del año dejó entrever cierta debilidad en sus cifras de ingresos y usuarios diarios activos.

La plataforma tuvo unos ingresos trimestrales de 13.231 millones, frente a los 13.360 millones que anticipaban los analistas. Decepcionó también que los usuarios diarios activos de media en junio alcanzaran los 1.470 millones de personas, ya que esperaban 1.490 millones.

Dentro de ese dato, los usuarios diarios en Europa disminuyeron de los 282 millones registrados en marzo a los 279 millones de junio, potencialmente por la entrada en vigor en mayo del nuevo Reglamento General de la Protección de Datos (RGPD), que otorga un mayor control sobre la información personal en internet.

Y en lo referente a nuevos usuarios diarios, Facebook sumó 22 millones en el último trimestre, la cifra más baja desde que se tienen datos en 2011.

Otro golpe fue que el grupo advirtió que la tendencia baja al crecimiento y el aumento del gasto continuarían en los próximos meses, “La caída de los precios fue impulsada por los comentarios de la gerencia, que siempre adoptó una postura muy cautelosa, sobre la desaceleración en el crecimiento de las cifras de negocios después del trimestre en que la compañía por primera vez (desde su entrada en la Bolsa) decepcionó en términos de ingresos por publicidad”, según la perspectiva de analistas de Goldman Sachs recogidas en una nota de AFP.

En una teleconferencia abierta, el jefe financiero de Facebook, David Wehner, señaló que la firma prevé que en la segunda mitad del año las cifras de ingresos “continúen en desaceleración”.

Por su parte, el fundador y máximo ejecutivo, Mark Zuckerberg, recordó que la fuerte inversión en seguridad, a consecuencia de la filtración de información personal y la difusión de noticias falsas, “impactará significativamente en la rentabilidad” y “estamos empezando a verlo en este trimestre”.