Facebook informó este lunes la retirada de las páginas de varios altos cargos del Ejército de Myanmar de su plataforma y de Instagram para evitar la propagación de “odio y desinformación” luego de revisar su contenido.

La decisión del grupo de Mark Zuckerberg supone en la práctica el cierre de uno de los principales canales de comunicación pública del Ejército, que incluye páginas con millones de seguidores en un país en que la red social es virtualmente un sinónimo de internet.

La iniciativa incrementa la presión sobre los generales, apenas horas después de que investigadores de Naciones Unidas dijeron que el Ejército cometió asesinatos masivos y violaciones grupales contra integrantes de la comunidad musulmana rohinyá con “intenciones genocidas”.

“Específicamente, estamos prohibiendo de Facebook a 20 individuos y organizaciones birmanas, incluido el general Min Aung Hlaing, comandante en jefe de las fuerzas armadas, y la red de televisión militar Myawady”, dijo la compañía en un blog.

“Estamos retirando un total de 18 cuentas en Facebook, una en Instagram y 52 páginas de Facebook, seguidas por casi 12 millones de personas”, agregó el texto.

La portavoz de Facebook, Clare Wareing, afirmó a Reuters que la red social dio este paso ya que “expertos internacionales, incluido un reporte comisionado por la ONU, encontraron pruebas de que muchos de estos funcionarios cometieron graves abusos de los derechos humanos en el país”.