Facebook señaló este viernes que está reforzando aún más los requisitos para la publicidad política de la Unión Europea (UE), en sus últimos esfuerzos para prevenir la interferencia extranjera e incrementar la transparencia antes de la votación en todo el bloque en mayo.

El gigante estadounidense dijo que requerirá que los anunciantes políticos confirmen que están ubicados en un país de la UE, un requisito previamente dicho de que los compradores de avisos deben confirmar sus identidades.

Los anuncios que no cumplan las normas se bloquearán a mediados de abril.

Las tecnológicas de Silicon Valley enfrentan una creciente presión de las autoridades del viejo continente para hacer más y evitar que sus plataformas sean utilizadas por grupos externos para entrometerse en los comicios. En enero los funcionarios de la UE señalaron a Rusia como la principal fuente de desinformación en Europa.

Facebook, propietario de Instagram y WhatsApp, pedirá a los compradores de anuncios que envíen documentos y utilizará controles técnicos para verificar su identidad y ubicación.

“Reconocemos que algunas personas pueden tratar de solucionar cualquier sistema, pero confiamos en que esta será una barrera real para cualquiera que piense en utilizar nuestros anuncios para interferir en una elección desde fuera de un país”, Richard Allen, vicepresidente global de Facebook Soluciones de política, dijo en su blog.

Las reglas de transparencia de los anuncios ya fueron implementados en Estados Unidos, Gran Bretaña, Brasil, India, Ucrania e Israel. La plataforma social los expandirá mundialmente a fines de junio.

Otras compañías del sector como Twitter y Google han introducido requisitos similares de anuncios políticos.

Asimismo Facebook también está realizando mejoras en una base de datos que almacena anuncios durante siete años, incluida la ampliación del acceso para que los reguladores electorales y los grupos de vigilancia puedan analizar los anuncios políticos o de temas.