Facebook informó este miércoles la prohibición de subir contenidos que alaben o fomenten el nacionalismo y separatismo blancos en la red social y en Instagram, dos semanas después del asesinato de 50 personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda a manos de un supremacista blanco.

“Hoy anunciamos una prohibición de los mensajes de alabanza, apoyo y representación del nacionalismo y separatismo blancos en Facebook e Instagram, que empezaremos a aplicar la próxima semana”, apuntó la compañía en un comunicado.

“Está claro que estos conceptos están fuertemente vinculados a grupos de odio organizados y no tienen lugar en nuestros servicios. Nuestras políticas siempre han prohibido el odio a personas en base a características como la raza, etnia o religión, lo que siempre ha incluido el supremacismo blanco”, agregó la empresa dirigida por Mark Zuckerberg.

Vista exterior de la mezquita de Al Noor en Deans Rd, Christchurch (Nueva Zelanda). El gobierno de Nueva Zelanda anunció cambios en la ley de armas a raíz del atentado de Christchurch que causó 50 muertos y 50 heridos, y que según la Policía fue cometido por un único asaltante, el australiano Brenton Tarrant. Tres días después del atentado, 33 personas siguen ingresadas en el hospital, diez de ellas en estado crítico, casi todas ellas en el hospital de Christchurch, excepto una niña de 4 años y su padre que fueron evacuados a un centro de Auckland. Tarrant, que permanecerá en prisión provisional hasta que comparezca ante el Tribunal Superior el 5 de abril, renunció a su abogado de oficio tras ser imputado el sábado con un cargo de asesinato, según indicó el letrado, Richard Peters, al diario New Zealand Herald. EFE/Mick Tsikas

Facebook explicó que en un primer momento no aplicó el mismo criterio al nacionalismo y separatismo blancos porque tenían en mente “conceptos más amplios de nacionalismo y separatismo como el orgullo nacional estadounidense y el separatismo vasco, que son una parte importante de la identidad de las personas”.

El nacionalismo blanco es una ideología que entiende que existe una identidad nacional propia de la raza blanca y que los blancos deben asegurar la supervivencia de la misma en sus países, mientras que el separatismo blanco aboga por mantener a los blancos separados del resto de razas, sin que ello implique dominación.

Mientras que el supremacismo blanco (algo que ya estaba prohibido en Facebook) defiende que los blancos son superiores a las personas de otras razas y que por ello deben ejercer una posición de dominio sobre el resto, reseñó Efe.

“De ahora en adelante, la gente todavía podrá demostrar orgullo de su pertenencia étnica, pero no toleraremos alabanzas o apoyo al nacionalismo y separatismo blancos”, aseguraron desde la empresa con sede en California.