Facebook está aplicando cambios respecto a los anuncios dirigidos a los usuarios más jóvenes y añadiendo algunas protecciones de privacidad en medio del escrutinio sobre el plan de la compañía para lanzar una versión de Instagram para niños.

En las próximas semanas Facebook no permitirá que los expertos en marketing muestren anuncios a los jóvenes menores de 18 años en función de sus intereses o su actividad en otras aplicaciones y sitios web. Solo permitirá dirigir las publicaciones a personas menores de 18 años (o mayores en determinados países) en función de su edad, sexo y ubicación.

Los cambios se aplicarán en las redes sociales Facebook, Instagram y Messenger, manifestó este martes la compañía en su blog.

Los cambios fueron anunciados al mismo tiempo que el gigante tecnológico enfrenta críticas por su plan de crear un Instagram para niños menores de 13 años, a quienes actualmente se les prohíbe utilizar las plataformas sociales de la empresa.