En una alianza con el departamento de ingeniería química de la Universidad de Carnegie Mellon en EE. UU., Facebook lanzó un proyecto basado en Inteligencia Artificial (IA) destinado a descubrir nuevas maneras de almacenar energía renovable.