La red social Facebook ha iniciado una investigación sobre la posible influencia de Rusia en las elecciones de 2016 que decidieron la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Así lo afirma un comunicado de la compañía, firmado por el director de políticas de la plataforma, Simon Milner, que ha sido enviada este miércoles a los miembros de la Cámara de los Comunes que también están analizando el asunto, según ha informado Bloomberg.

Tanto Facebook como Twitter han explicado previamente a los legisladores de Reino Unido que encontraron «un uso mínimo» de sus plataformas en comparación con la campaña de desinformación antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos por parte de Rusia. Las compañías han analizado las cuentas que los funcionarios de inteligencia de EE.UU. señalaron como culpables de esta acción, enmarcada dentro de las denominadas «Fake news», aunque los gobernantes británicos presionaron a estas empresas para llevar a cabo un análisis más profundo para determinar si se produjo el mismo caso en las elecciones que desencadenaron el Brexit.

«Nos comprometemos a hacer todos los esfuerzos razonables para establecer si hubo o no una actividad coordinada similar a la que se encontró en los EE.UU. y enviaremos un informe tan pronto como se haya completado el trabajo», ha asegurado Milner en el escrito. La compañía se ha marcado «varias semanas» com plazo para completar la revisión, y ha solicitado la información recabada por las evaluaciones de inteligencia de Reino Unido, así como otras que puedan ayudar en el asunto.

Por su parte, Twitter, que tiene hasta el jueves para decidir si llevará a cabo una acción similar, aún no se ha pronunciado al respecto, aunque si ha adelantado que comenzará a notificar a los usuarios estadounidenses que pudieran haber estado expuestos a la propaganda rusa.

Proactividad de las redes sociales

El presidente del comité digital, cultural y de medios, Damian Collins, ha advertido que las compañías de redes sociales deben ser más proactivas en la investigación del uso indebido de sus servicios en lugar de esperar la acción de los reguladores. «Están mejor ubicados para investigar la actividad en su plataforma», ha aseverado.

Facebook ya ha anunciado los primeros pasos para luchar contra el fenómeno de las «Fake news». Así, la compañía ha anunciado que cambiará el algoritmo de su «Feed» de noticias, en las que primará las informaciones de amigos frente a las de empresas y medios particulares.