Facebook aseguró este jueves que se encontraba iniciando acciones para impedir el intercambio en la red social de planos para imprimir armas en 3D, ya que estaría violando sus normas sobre productos regulados.

“Compartir instrucciones sobre cómo fabricar armas de fuego utilizando impresoras 3D o máquinas fresadoras controladas por computadora no está permitido según nuestras Normas Comunitarias”, dijo un portavoz de Facebook en respuesta a una consulta de la agencia de noticias AFP.

“En línea con nuestras políticas, estamos eliminando este contenido de Facebook”, añadió.

La compañía estadounidense agregó que está trabajando en el rango de enlaces a páginas web o contenido sobre impresión de armas que serán eliminados.

Prohibir planos o instrucciones para la impresión de armas en 3D está en línea con las reglas de la red social sobre bienes regulados como las armas de fuego, que solo pueden venderse o intercambiarse por distribuidores legales.

La semana pasada, un defensor de los derechos de armas en Estados Unidos comenzó a prepararse para una batalla legal con el objetivo de publicar en línea planos que permitan imprimir armas de fuego en 3D, al tiempo que la Casa Blanca apoyó la decisión de un juez federal de bloquear la iniciativa.

Defense Distributed, una compañía con sede en Texas correspondiente a Cody Wilson, dispuso brevemente los planos online, pero el juez federal de Seattle Robert Lasnik concedió una orden judicial para retirar el material.

La administración del mandatario estadounidense Donald Trump, le otorgó un permiso a Wilson el mes pasado para publicar los planos, pero posteriormente la Casa Blanca dijo que el jefe de Estado no estaba informado de dicha decisión y que se alegraba de que se estuviera revisando.

Ocho estados de EE.UU. y el distrito de Columbia ejecutaron una demanda, argumentando que los planos podrían permitir que cualquiera –desde un adolescente hasta un pistolero- fabricara armas de plástico imposibles de averiguar y detectar.

Wilson cumplió con la orden del juez, pero pidió apoyo financiero para la batalla legal que se avecina, que incluye una audiencia programada para este viernes.

Durante una entrevista con CBS News, aseguró que cree que “el acceso a las armas de fuego es una dignidad humana fundamental. Es un derecho humano fundamental”.