Facebook lanzó una actualización de su plataforma de gestión de derechos, a través de la que, a partir de hoy, un grupo seleccionado de socios (aún no revelados), podrán reclamar la propiedad de las imágenes e incluso emitir solicitudes de eliminación. La función será extendida progresivamente para todos los usuarios.