Este miércoles era una fecha fijada por muchos en el calendario y la razón no era otra que el poder conocer el balance semestral de Facebook, uno que al final arrojó un saldo altamente positivo para sus finanzas (10.093 millones de dólares), aunque tuvo una arista un tanto negativa con la ligera merma respecto al crecimiento de usuarios.

La famosa red social reportó el miércoles sólidos ingresos y ganancias en el segundo trimestre pero decepcionó al mercado al informar que la cantidad de usuarios creció menos de lo esperado.

En su análisis financiero, la plataforma tuvo un aumento más que considerable de ingresos netos respecto al año 2017, con un beneficio de 10.093 millones de dólares, un 45 % más en comparación con los 6.959 millones registrados en el curso anterior.

De manera global también se dio una importante alza, ya que los ingresos ascendieron a 25.197 millones de dólares, lo que supone un 45,2 % más que el registro del mismo periodo de 2017, en el que consiguió 17.353 millones.

Aparte de ser una de las compañías más famosas y valoradas en todo el mundo, gran parte de la expectativa se generaba por saber cual sería el impacto real en sus finanzas, luego de verse involucrada directamente en el escándalo electoral de Cambridge Analytica.

La compañía fundada por Mark Zuckerberg se ha visto envuelta en una gran polémica recientemente tras conocerse en marzo la filtración de datos personales de millones de sus usuarios a la referida consultora.

Sin embargo, el golpe a las arcas no fue tan marcado, al menos en el plano estrictamente económico, un hecho que como era de esperarse fue celebrado por su máximo referente, “Nuestra comunidad y negocios continúan creciendo rápidamente”, señaló Zuckerberg en un comunicado de prensa.

“Estamos comprometidos a invertir para mantener a la gente segura y para seguir desarrollando nuevos caminos significativos que ayuden a la gente a conectarse”, añadió el consejero delegado de la red social de acuerdo a una nota de la agencia internacional de noticias EFE.

Los inversores tenían especial interés por ver si el escándalo, que se desveló el 18 de marzo, tuvo algún tipo de efecto en los resultados correspondientes al segundo trimestre, el que va de abril a junio.

En estos tres últimos meses, el beneficio neto de Facebook se situó en 5.106 millones de dólares, una cantidad superior a los 3.894 millones del mismo periodo de 2017. La facturación global fue de 13.231 millones de dólares, un importe por encima de los 9.321 millones de los mismos meses del año anterior.

MENOR CRECIMIENTO DE USUARIOS

Paradójicamente, al menos en el plano bursatil si tuvo algunas repercusiones, sobretodo debido a las cifras conservadoras en cuando al desarrollo, mantenimiento y captación de nuevos usuarios.

Según un repote de AFP, su acción estaba perdiendo más de 7% en las transacciones electrónicas posteriores al cierre de Wall Street por el menor crecimiento en la cantidad de suscriptores a su red.

Los resultados del segundo trimestre son un barómetro de la fortaleza de Facebook. Los daños del capítulo más oscuro en sus 14 años de historia parecen un tanto contenidos, aunque el menor crecimiento del esperado en los ingresos indica algún efecto.

La plataforma sumó un 11% más de usuarios en un año. Los que la utilizan la red a diario ascienden a 1.470 millones. Pero en Europa cayeron un 1% en el trimestre, mientras que en EE UU y Canadá quedaron estables.

En una nota publicada en el portal elpais.com, Facebook tenía una capitalización bursátil próxima a los 620.000 millones de dólares antes de publicar los resultados.

Pero más allá de estos indicadores, es todo un hecho que la empresa goza de una estabilidad y salud económica importante y, en gran parte, esto se debe a que su dinámica y fórmula de ganancias sigue siendo altamente rentable en la actualidad.

El negocio publicitario continúa siendo su gran fuente de negocio de Facebook, puesto que de los 13.231 millones de dólares de ingresos trimestrales de abril a junio 13.038 millones llegaron a través de la comercialización de anuncios.

Es junto a Google el principal destino de los anunciantes en Internet y las reglas de protección de datos no hacen más que concentrar sus presupuestos hacia el duopolio.

Alphabet anunció esta semana un incremento del 25% en los ingresos trimestrales.