Facebook anunció medidas para combatir la desinformación y la supresión de votantes antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 en Estados Unidos, asimismo reveló la eliminación de una red de cuentas rusas dirigidas a votantes estadounidenses en Instagram.

“Tenemos la responsabilidad de detener el abuso y la interferencia electoral en nuestra plataforma. Es por eso que hemos realizado importantes inversiones desde 2016 para identificar mejor nuevas amenazas, cerrar vulnerabilidades y reducir la propagación de información errónea viral y cuentas falsas”, señaló la compañía en su blog.

La compañía de medios sociales dijo el lunes que aumentaría la transparencia a través de medidas como mostrar más información sobre el propietario confirmado de una página de Facebook y etiquetar de manera más destacada el contenido que los verificadores independientes marcaron como falso.

El gigante tecnológico ha sido criticado en las últimas semanas por su política de eximir a los anuncios de los políticos de la verificación de los hechos, lo que provocó la ira de los candidatos presidenciales demócratas Joe Biden y Elizabeth Warren.

La semana pasada, el consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, defendió la política y manifestó que las redes sociales habían introducido vías transformadoras para el discurso que no deberían cerrarse.

Ese mismo día, la campaña de Biden solicitó la eliminación de un anuncio dirigido por un grupo de campaña súper PAC, no un político, que según decía contenía afirmaciones falsas sobre el ex vicepresidente.

En respuesta, Katie Harbath, directora de política global de elecciones de Facebook, señaló que si el anuncio ahora inactivo volviera a publicarse, se enviaría a los verificadores de datos de terceros.

El lunes, Facebook indicó que pondría en práctica su prohibición planificada de anuncios pagados que le dicen a las personas en los Estados Unidos que no voten. Zuckerberg mencionó a los periodistas en una conferencia telefónica que la prohibición de la información errónea de los votantes también se aplicaría a los anuncios dirigidos por políticos, reseñó Reuters.