Facebook informó este viernes que usaría inteligencia artificial para combatir la difusión de fotos íntimas compartidas sin el consentimiento del usuario, una práctica conocida en las redes sociales como “porno de venganza”.

La nueva tecnología es, además de un programa piloto que requiere representantes capacitados para revisar este tipo de imágenes.

Para el gigante tecnológico es una medida de protección que puede ayudar a prevenir la difusión de una imagen íntima en su plataforma.

“Al utilizar el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, ahora podemos detectar proactivamente imágenes o videos casi desnudos que se comparten sin permiso”, dijo Facebook en su blog. “Esto significa que podemos encontrar este contenido antes de que alguien lo informe”.

Un miembro del equipo de operaciones de la comunidad de Facebook revisaría el contenido encontrado por la inteligencia artificial y, si se descubre que representa una imagen ofensiva, lo eliminaría o desactivaría la cuenta responsable de difundirlo, agregó la compañía estadounidense.

La red social también lanzará un centro de soporte llamado “No sin mi consentimiento” en la página del centro de seguridad para las personas cuyas imágenes íntimas se han compartido sin su autorización.