Este martes Facebook ha brindado mayores detalles acerca de la extracción de datos de 530 millones de usuarios, tal y como lo expresó Business Insider el domingo.

El gigante tecnológico dijo que los ciberdelincuentes obtuvieron esta información mediante una técnica llamada ‘scraping’ antes de septiembre de 2019 y aclaró que no fue por un hackeo a sus sistemas.

Mike Clark, director de gestión de producto de Facebook, cree que los datos fueron extraídos de los perfiles de las personas por “actores maliciosos que abusaron de nuestro importador de contactos antes de septiembre de 2019”.

Cuando la compañía se enteró que los piratas informáticos estaban abusando de esta función, realizó cambios en el importador de contactos para prevenir que éstos “usaran un software para imitar nuestra aplicación y subir números de teléfono para ver cuáles coincidían con los de usuarios de Facebook”, dijo Clark.

El artículo de Business Insider causó revuelo y despertó la atención del principal regulador europeo, que este martes anunció una investigación sobre el hecho.