Hyundai Motor Co, el fabricante de robots de fábrica ABB y el fabricante sueco de refrigeradores Electrolux ven disminuir la escasez de chips semiconductores, dijeron ejecutivos este jueves, en un espaldarazo para los fabricantes tras una larga pugna por los componentes.

Un mayor suministro de chips reducirá una carga que enfrenta una industria que también está luchando contra la inflación de los precios de las materias primas, un mercado energético ajustado y tasas de interés en aumento que están frenando la demanda de los consumidores.

Hyundai obtuvo su mejor beneficio trimestral en ocho años este jueves, ya que la debilidad de la moneda elevó el valor de sus ganancias en el extranjero y la demanda se mantuvo fuerte para los vehículos utilitarios deportivos (SUV) de alto margen del fabricante de automóviles de Corea del Sur.

El fabricante de automóviles también se vio impulsado por la disminución de la escasez mundial de chips, lo que le ayudó a reanudar las horas extra y los turnos de fin de semana en las plantas nacionales. Ahora planea aumentar la producción de vehículos en la segunda mitad para satisfacer la demanda de los consumidores.

ABB, un gran proveedor de la industria automotriz, dijo que los cuellos de botella de los chips semiconductores ahora se están aliviando al informar sus ganancias del segundo trimestre. 

La empresa con sede en Suiza, que compite con la alemana Siemens y la francesa Schneider Electric, es vista como un barómetro de la economía global con sus sistemas de control y motores utilizados en la industria del transporte y las fábricas.

Anticipa un crecimiento de ingresos comparable de dos dígitos en los próximos tres meses, ya que el mayor suministro de chips significa que puede entregar robots, motores y unidades de fábrica pedidos por los clientes.

«Lo bueno es saber que se está aliviando», dijo el presidente ejecutivo Bjorn Rosengren sobre la escasez de semiconductores que, según indicó, era «grave» a principios de año.

«Los compromisos de nuestros proveedores son significativamente mejores», aseguró a los periodistas.

La capacidad de producción de los fabricantes de chips estaba aumentando, dijo Rosengren, mientras que la demanda de otros sectores, como la electrónica de consumo, parecía ser menor, lo que permitía asignar más chips a clientes industriales como ABB.

«No diría que los problemas ya terminaron, pero tenemos compromisos para la segunda mitad que se ven bastante bien», dijo.

El fabricante finlandés de equipos de telecomunicaciones Nokia indicó que esperaba que la escasez mundial de semiconductores disminuyera a finales de este año, ya que reportó ganancias operativas trimestrales que superaron las expectativas del mercado.

«La dirección general en la industria de los semiconductores es positiva en este momento, pero continuamos teniendo limitaciones en el segundo trimestre», dijo el presidente ejecutivo Pekka Lundmark.

Volkswagen pronosticó el mes pasado una sólida segunda mitad de 2022 y un progreso para ponerse al día con su rival Tesla a medida que la escasez de chips comienza a compensar los cuellos de botella en la cadena de suministro y el aumento de los costos.

Rosengren de ABB dijo que esperaba una desaceleración de la inflación, con la caída de los precios de las materias primas y la entrada en vigor de las subidas de tipos de interés por parte de los bancos centrales.

La reanudación del suministro de gas desde Rusia a Europa a través del gasoducto Nord Stream 1 después de una interrupción de mantenimiento también envió «buenas señales al mercado», dijo, aunque los flujos de gas permanecen en niveles por debajo de la capacidad del gasoducto.

Pero no todo fueron buenas noticias para las empresas que ya han enfrentado interrupciones causadas por la guerra en Ucrania y cierres relacionados con la pandemia en partes de China a principios de este año.

Electrolux de Suecia no cumplió con las expectativas de ganancias del segundo trimestre el jueves debido a problemas en la cadena de suministro y una pérdida en su negocio norteamericano.

El mayor fabricante de electrodomésticos de Europa dijo que esperaba que esas restricciones en la cadena de suministro se relajaran en la segunda mitad, pero advirtió sobre los continuos riesgos de interrupciones en el futuro relacionados con el COVID-19 y la crisis de Ucrania.

Aún así, el presidente ejecutivo Jonas Samuelson dijo que la situación del suministro, incluidos los semiconductores, se veía mejor para el tercer y cuarto trimestre en comparación con los trimestres anteriores.

«Paso a paso estamos volviendo a un entorno de suministro más normalizado», dijo a analistas y periodistas durante una transmisión por Internet.

Fuente: Reuters