El ray-tracing es una tecnología que en PC llegó de la mano de las RTX 20 de NVIDIA y que, aún a día de hoy, requiere de un hardware bastante solvente para poder mostrarse con alta calidad en juegos.

Por eso, más que sorprender, el hecho de que la primera aplicación con ray-tracing para smartphones sean los nuevos salvapantallas de Oppo nos muestra que quizás todavía es pronto para traer el trazado de rayos a este tipo de dispositivos.

SoCs como el Exynos 2200 con gráficos AMD RDNA2 o el Dimensity 9000 de MediaTek son los primeros en soportar Ray-tracing en dispositivos móviles, y precisamente este último es en el que se basa la versión específica del Find X5 Pro para el que Oppo ha lanzado una app de salvapantallas 3D con trazado de rayos.

Ambos SoC llevan poco tiempo en el mercado, por lo que quizás es pronto para esperar la llegada de juegos con trazado de rayos, además, aunque sean dos de los SoC más potentes del mercado.

Su rendimiento todavía está lejos del que puede alcanzar una gráfica de nueva generación, lo que hace que el ray-tracing en smartphones posiblemente no sea más que una estrategia de marketing, al menos de momento.

Fuente: Geeknetic