El comentario es sencillo pero igual de claro: La dependencia o relación comercial de Apple y TSMC seguirá en aumento.

Esta afirmación pertenece al experto informático en Apple, Guo Mingqi, quien divulgó un informe en el que sustenta el crecimiento exponencial de cooperación entre ambas compañías, debido principalmente a los múltiples proyectos conjuntos que se tienen previstos en los años venideros.

Taiwan Semiconductor Manufacturing Co., Ltd., es el mayor fabricante mundial de chips informáticos para empresas internacionales, y de acuerdo al especialista, desempeñará un papel cada vez más importante en los suministros para el iPhone y el Apple Car.

A su vez, la compañía de la manzana ha optado por su propio diseño de los chips, y dada la superior capacidad de manufactura de TSMC, dependerá cada vez más de la empresa taiwanesa en el futuro, cita el Guo Mingqi en su último informe que fue citado por numerosos medios isleños.

El agente de Tian Ming Securities avala sus aseveraciones detallando algunos de las operaciones venideras que serán parte fundamentan en la alianza, entre ellas, la expectativa acerca del alza en pedidos del chip A12, amén de que se tiene previsto que TSMC sea el encargado de la fabricación de forma exclusiva de las versiones siguientes de dicho componente, los A13 y A14.

A corto plazo, debido a que la demanda de reemplazo del iPhone XR es mayor que la del iPhone 8, se añade en el citado reporte.

Pero el vínculo no se detiene ahí, pues también está en agenda que en 2020 ó 2021 se comiencen a fabricar los chips diseñados por Apple para los ordenadores Mac, y se espera que TSMC tenga un control total sobre su calendario de diseño y producción.

Producción en escalada

El reporte especializado indica que el trabajo mancomunado no se limitará a componentes para teléfonos inteligentes y también habrá trabajo en el rubro específico de los automóviles autónomos.

Guo incluye en su escrito que TSMC se encargará de la manufactura de los chips para el Sistema Avanzado de Asistencia al Conductor de Apple, que se espera alcance el nivel 4 o 5 de conducción autónoma, con tecnología de 3 ó 5 nanómetros.

El nivel 4 supone la conducción autónoma con ayuda humana tan sólo en momentos puntuales, mientras que el nivel 5 es un sistema absolutamente autónomo, que prescinde totalmente del conductor.

Se espera que Apple lance tres nuevas series de iPhone en 2019, uno de pantalla de diodo emisor de luz orgánico (OLED, siglas en inglés) de 6,5 pulgadas, otro también OLED de 5,8 pulgadas y por último uno de pantalla LCD de 6,1 pulgadas.

En todos los casos, los aparatos tendrán chips A13 fabricados en exclusiva por TSMC.

TSMC, con sede en el Parque Científico e Industrial de Hsinchu, tiene como clientes importantes a empresas tales como Apple, Qualcomm y MediaTek, y desde mayo de este año fabrica chips para Apple con la tecnología de 7 nanómetros y ha invertido en los procesos de 5 y 3 nanómetros que la mantienen al frente del sector.