El exabogado principal de FTX, Daniel Friedberg, cooperó con los fiscales estadounidenses en la investigación del colapso de la criptoempresa, dijo una fuente familiarizada con el asunto, lo que agregó presión sobre el fundador Sam Bankman-Fried, quien fue arrestado por cargos de fraude criminal el mes pasado.

Friedberg dio detalles sobre FTX en una reunión el 22 de noviembre con dos docenas de investigadores, dijo la persona. La reunión, celebrada en la oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, incluyó a funcionarios del Departamento de Justicia, la Oficina Federal de Investigaciones y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, dijo la fuente. Reuters vio los correos electrónicos entre los asistentes que programaban la reunión con esas agencias.

En la reunión, les dijo a los fiscales lo que sabía sobre el uso de los fondos de los clientes por parte de Bankman-Fried para financiar su imperio comercial, dijo la fuente. Friedberg relató las conversaciones que tuvo con otros altos ejecutivos sobre el tema y proporcionó detalles de cómo funcionaba el fondo de cobertura Alameda Research de Bankman-Fried, dijo la fuente.

La cooperación de Friedberg no ha sido reportada previamente. No ha sido acusado y no se le ha dicho que está bajo investigación criminal, dijo la fuente. En cambio, espera ser llamado como testigo del gobierno en el juicio de Bankman-Fried en octubre, dijo la persona.

El abogado de Friedberg, Telemachus Kasulis, el FBI y FTX no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre su cooperación. La SEC, el Departamento de Justicia y el portavoz de Bankman-Fried se negaron a comentar.

Bankman-Fried está acusado de desviar miles de millones de dólares en fondos de clientes de FTX a Alameda para financiar inversiones de riesgo, compras de bienes raíces de lujo y donaciones políticas. El martes, se declaró inocente en un tribunal federal de Manhattan.

El fiscal federal de Manhattan, Damian Williams, quien dirige el caso penal contra FTX, ahora en bancarrota, dijo el mes pasado: «Si participó en una mala conducta en FTX o Alameda, ahora es el momento de adelantarse».

Dos de los socios más cercanos de Bankman-Fried, Caroline Ellison, ex directora ejecutiva de Alameda, y Gary Wang, ex director de tecnología de FTX, se declararon culpables de fraude y aceptaron cooperar. Un abogado de Ellison no respondió a una solicitud de comentarios. El abogado de Wang se negó a comentar.

ENCUENTRO CON LOS FISCALES

FTX se declaró en bancarrota el 11 de noviembre. Unos días después, el 14 de noviembre, Friedberg recibió una llamada de dos agentes del FBI con sede en Nueva York. Les dijo que estaba dispuesto a compartir información, pero que necesitaba pedirle a FTX que renunciara a su privilegio de abogado-cliente, según una persona familiarizada con el asunto y los correos electrónicos vistos por Reuters.

Friedberg escribió a FTX al día siguiente pidiéndole a la compañía que renunciara a su privilegio para poder cooperar con los fiscales, según el correo electrónico visto por Reuters. FTX no lo hizo, pero estuvo de acuerdo con Friedberg sobre los puntos que podía revelar a los investigadores, dijo la persona.

Friedberg luego respondió a los dos agentes del FBI y les dijo en un correo electrónico revisado por Reuters: «Quiero cooperar en todos los aspectos».

La Oficina del Fiscal de EE.UU. organizó una reunión en la que Friedberg firmó las llamadas cartas de oferta preparadas para él por la SEC y otras agencias, según la fuente y un correo electrónico intercambiado por los participantes. Las cartas de oferta generalmente describen un posible acuerdo entre las autoridades y las personas que son testigos o sujetos de una investigación.

«SUPERANDO CUALQUIER DIFICULTAD»

Antes de su trabajo como asesor de FTX, Friedberg asesoró a una combinación de empresas bancarias, fintech y de juegos en línea.

Uno de sus empleadores anteriores, una firma canadiense de juegos en línea llamada Excapsa Software, donde fue consejero general, también generó controversia debido a un escándalo de trampas que involucró a un sitio de póquer que operaba llamado Ultimate Bet. En 2008, una comisión canadiense de juegos multó a Ultimate Bet con 1,5 millones de dólares por no hacer cumplir las medidas para evitar actividades fraudulentas. Desde entonces, Excapsa se ha disuelto.

Según una grabación de audio disponible en el sitio web PokerNews, Friedberg y algunos otros asociados de Ultimate Bet discutieron en privado ese año cómo manejar el escándalo y minimizar la cantidad de reembolsos adeudados a los jugadores. Friedberg le dijo previamente a NBC News que el audio se grabó ilegalmente, pero el artículo de NBC no decía que Friedberg cuestionara su autenticidad.

Friedberg representó por primera vez a Bankman-Fried en 2017 como asesor externo mientras trabajaba en el bufete de abogados estadounidense Fenwick & West, donde presidía su grupo de sistemas de pago, dijo la fuente familiarizada con el asunto. En ese momento, la fuente dijo que Friedberg asesoró a Bankman-Fried en la gestión de Alameda, que fundó ese año.

En 2020, cuando Bankman-Fried lanzó un exchange separado para clientes de EE.UU. llamado FTX.US, Friedberg se mudó internamente como director de regulación de FTX.

En una publicación de blog ahora eliminada publicada ese año en el sitio web de FTX, Bankman-Fried escribió que Friedberg fue el asesor legal de FTX «desde el principio», y señaló que había estado «con nosotros en las buenas y en las malas».

Friedberg renunció a su cargo el 8 de noviembre, un día después de que Bankman-Fried revelara a los altos ejecutivos que FTX estaba casi sin dinero, según la fuente y otras tres personas informadas sobre las conversaciones, junto con mensajes de texto que intercambió su equipo legal en el tiempo.

Fuente: Reuters