Los ciudadanos del ‘viejo continente’ esperan que el euro digital propuesto por el Banco Central Europeo (BCE) sea privado, seguro y barato, según los resultados de una encuesta publicada el miércoles.

El BCE está estudiando una manera electrónica de efectivo para complementar los billetes y monedas en un intento por frenar la competencia de las criptomonedas como Bitcoin, Tether y la stablecoin Diem de Facebook.

De acuerdo a la encuesta, la privacidad es la prioridad número uno para los particulares como para los profesionales europeos.

“Para los participantes en la consulta pública, las características más importantes de un euro digital son la privacidad, la seguridad y una amplia usabilidad”, indicó el miembro de la junta del BCE, Fabio Panetta, a los miembros del Parlamento Europeo.

Faltan varios años, al menos cinco, para decidir si el euro digital saldrá o no, según Panetta.

Un euro digital brindaría a los titulares un derecho directo al BCE, haciéndolo más seguro que una cuenta en un banco comercial o en una billetera digital.

Con información Reuters