Con 318 votos en contra, 278 a favor y 31 abstenciones, el Parlamento Europeo rechazó la controvertida reforma de derechos de autor que buscaba garantizar que los creadores de contenidos cobren por la consulta de sus creaciones en la era digital.

Para el grupo EDiMA, que concentra un grupo de presión que reagrupa a las GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon) y otras empresas del sector, el resultado de la votación no es más que una victoria para la democracia.

Los eurodiputados, sin embargo, volverán a tratar el texto de la reforma, y será nuevamente presentado en septiembre para un voto por el pleno, señala la agencia AFP.

El objetivo de esta reforma, propuesta por la Comisión Europea en septiembre de 2016, es, según ésta, modernizar los derechos de autor para adaptarlo a la era de la revolución digital.

En protesta contra la reforma, el miércoles Wikipedia restringió en tres países europeos, el acceso a sus contenidos y alertó que de ser aprobada la ley, se amenazaría la libertad en línea e impondría nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a la web.