Usuarios falsos (bots) procedentes de Rusia intervinieron en el debate en Estados Unidos sobre vacunas en las redes sociales entre julio de 2014 y septiembre de 2017, fomentando la polémica y difundiendo información errónea, de acuerdo a un estudio publicado este viernes en la revista American Journal of Public Health.

La investigación liderada por la Universidad George Washington señaló que estos perfiles de Twitter utilizaron tácticas similares a las que emplearon para influir en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016.

El equipo, que también incluye investigadores de la Universidad de Maryland y la Universidad Johns Hopkins, verificó miles de tuits enviados entre julio de 2014 y septiembre de 2017 y descubrió que estos usuarios divulgaron información sesgada sobre la seguridad de la vacunación para crear confusión.

“La gran mayoría de los estadounidenses cree que las vacunas son seguras y efectivas, pero si miras Twitter da la impresión de que hay mucho debate. Resulta que muchos tuits contra vacunas provienen de cuentas cuya procedencia no está clara”, señaló el autor principal del estudio, David Broniatowski, de la universidad washingtoniana.