En China se realizó durante tres días una serie de carreras de coches autónomos, destinada para estimular los esfuerzos de ese tipo de vehículos en ese país.

El evento, iniciado el miércoles y finalizado este viernes, fue organizado por el principal grupo de expertos en autos del gigante asiático y se celebró en la ciudad oriental de Tianjin, reseñó Bloomberg.

“En un circuito que cubría un área de 10 campos de fútbol, ​​navegaron a través de baches, giros repentinos y niebla artificial. Incluso vacas y ovejas falsas se cruzaron repentinamente por los caminos de los autos para una buena medida. Algunos equipos causaron menos estragos que otros”, dice la nota.

Los autos tenían velocidades máximas de promedio, limitadas a menos de 30 kilómetros (19 millas) por hora.

A la tercera edición del concurso anual asistieron fabricantes de automóviles como Beijing Electric Vehicle Co. y China FAW Group Co., al igual que universidades y entidades de investigación.

La competencia consistía en un concurso de campo, una carrera de bloques urbanos y un desafío de carretera, y otro más extremo pero inteligente (opcional) que servía para evaluar a los participantes en áreas como la planificación de rutas y el manejo de dilemas éticos.

“La invención del automóvil cambió la percepción de la gente sobre el tiempo y el espacio”, dijo Li Deyi, presidente de la Asociación China de Inteligencia Artificial, en la ceremonia de apertura del evento el miércoles. “La revolución actual cambiará la naturaleza de los autos y lo hará más que Solo una herramienta de transporte para los seres humanos”.

El ganador del concurso fue el equipo de la Universidad de Tsinghua, mientras que el Beijing Electric quedó en segundo lugar.