Ante la alta demanda de iPads por el trabajo remoto, Apple trabaja en rediseñar y añadir nuevas capacidades a sus tabletas.

A pocas semanas de la salida del iPad Pro, el gigante tecnológico estaría trabajando en incorporar la carga inalámbrica a su tableta más poderosa y avanzada hasta el momento, en 2022.

Así lo adelantó el periodista y experto en temas de la compañía de Cupertino, Mark Gurman, en un artículo en Bloomberg.

Para permitir este tipo de carga, Apple aplicaría un cambio trasero en el iPad Pro fabricándola de cristal como el de los iPhones actuales. Otra novedad que también incluiría sería la carga inalámbrica inversa, para que los usuarios recarguen sus iPhones y otros dispositivos con ayuda de la tableta.

iPad Pro de 2021

La carga inalámbrica primero llegó a los iPhones en 2017 y el año pasado Apple la actualizó agregándole un sistema MagSafe basado en imanes para acelerar el proceso. El gigante tecnológico tiene planeado incorporar un sistema MagSafe similar al iPad Pro de 2022.

Vale acotar que la carga inalámbrica siempre será más lenta que conectarlo a una toma de corriente.

La salida de este modelo no está asegurada. El desarrollo de la tecnología de carga inalámbrica aún es temprano, y el plan podría sufrir cambios o finalmente cancelarse, dijeron fuentes familiarizadas con el tema a Gurman.

iPad mini rediseñado

La nota de Bloomberg señala que Apple también tiene planeado aplicar el primer rediseño al iPad mini en seis años. La tableta tendría bordes de pantalla más reducidos, y podría no incluir el botón de inicio.

Otro modelo que también sufrirá cambios será el iPad de entrada, siendo más delgado. Está previsto que éste último se lance a finales de este año, aproximadamente al mismo tiempo que el nuevo iPad mini.