Estas páginas webs a la que tú y millones de personas visitan a diario como YouTube, Netflix, Twitter o Amazon están entre los portales de internet más contaminantes debido a que provocan más emisiones de CO2 a la atmósfera al momento de su uso, según un estudio.

La investigación publicada en WebSiteToolTester analizó a más de 200 páginas entre los sitios web más visitados en todo el mundo, y señaló que la contaminación se debe a “la gran demanda de electricidad de los servidores de los que dependen los portales de internet”, explicó el director de contenidos de la página, Josep García.

Así se consume más electricidad: Al momento que un usuario cambia de pestaña “esta pidiendo información al servidor”, provocando mayor demanda de electricidad para trabajar en la petición y enviar la información que permite navegar en la web.

Mientras mayor sean los recursos que tenga el sitio web (imágenes, videos, entre otros) se vuelve más pesado y genera más contaminación ya que incrementa su huella de carbono.

YouTube, el más contaminante

La plataforma de videos YouTube es el que más aporta emisiones de CO2 a la atmósfera: 702.000 toneladas al año.  Detrás YouTube se encuentra Google, uno de los sitios webs “más limpios” entre los analizados. Produce 267.000 toneladas anuales. La razón es obvia: millones de usuarios a nivel mundial utilizan diariamente el buscador número uno de Internet. Aunque la cifra anterior no incluye lo generado por sus servicios como Gmail, Meet, Drive, entre otros.

Netflix es otra plataforma responsable de crear más de 24.000 toneladas de carbono al año ante la diversidad de contenidos que ofrece y su alto número de suscriptores. Ese número cuenta solamente “las visitas a su sitio web”, dejando por fuera a su aplicación móvil.

Aunque en plena pandemia las 24.000 toneladas quedaron pequeñas ya que esa cantidad se multiplicó y “fue significativamente más alta que otros años”.

En el caso de las redes sociales, Twitter lidera la lista al liberar 58.000 toneladas anuales, seguida de Facebook con 49.000 toneladas de gramos de carbono.

Entre las plataformas de compra “online”, la más contaminante fue la estadounidense Amazon (93.000 toneladas anuales). Mientras que unas 27.000 toneladas genera su versión en español.