España tomó medidas para dominar la publicidad sin frenos de criptoactivos, incluso por personas influyentes en las redes sociales, encargando al supervisor del mercado de valores que autorice campañas masivas y asegurándose de que los inversores sean conscientes de los riesgos.

Una de las medidas para poder publicitar con criptoactivos es usar obligatoriamente y de forma relevante el siguiente mensaje de advertencia: «La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido».

Por su parte, el vendedor online de criptoactivos  debe incluir un enlace o indicación a la ubicación de la información adicional, que incluya, al menos, referencia a la información y los riesgos. El enlace debe ser especificado con el siguiente texto: «Es importante leer y comprender los riesgos de esta inversión que se explican detalladamente en esta ubicación».

Así, responsabiliza de la publicidad de los criptoactivos a cualquier persona física o jurídica que realice por iniciativa propia o por cuenta de terceros una actividad publicitaria, sobre los mismos, en especial proveedores de servicios.

Fuente: Reuters