Rosabel Meleán

El fabricante de vehículos estadounidense General Motors informó que se ha visto en la necesidad de extender los recortes de producción en algunas de sus plantas en América del Norte. La razón se debe a la escasez de chips semiconductores que han afectado a la industria automotriz a nivel mundial.
El impacto de la medida según pronosticó GM es que la escasez podría recortar hasta $2 mil millones de las ganancias de este año.
La GM en Lansing Grand River en Michigan extenderá su tiempo de operatividad hasta el proximo 26 de abril, mientras que la fábrica de automóviles deportivos Chevrolet Camaro y Sedan Cadillac CT4 y CT5 han estado fuera de servicio desde el 15 de marzo.