Este 2018 estuvo plagado de errores de seguridad y fallas que perjudican la privacidad de los usuarios, el navegador de Microsoft, Internet Explorer, no estuvo exento de esto.

El Equipo de Respuesta ante Emergencias Informática (CERT) de los Estados Unidos, descubrió una nueva falla con la que los hackers pueden tomar el control total de ordenadores.

El malware permite “instalar programas; Leer, borrar o editar datos; o crear nuevos usuarios con cualquier permiso”, según Microsoft.

Un dato curioso es que fueron los de Google, no los de la propia compañía, quienes descubrieron este fallo.

De acuerdo a los expertos, todo comienza con un correo electrónico falso enviado al usuario, el cual lo remite a una web donde el error de Internet Explorer, que descarga de malware sin que la víctima lo note, permite que el ataque se lleve a cabo y cede el control del ordenador al atacante.

Por otro lado, este error de seguridad se refleja en Internet Explorer 11, lo que significa que todos los equipos con Windows 7, 10 y Server de 2012 al 2019 podrían ser vulnerables al ataque.