Ericsson dijo el lunes que reducirá gradualmente sus actividades comerciales en Rusia en los próximos meses, mientras que su rival finlandés Nokia dijo que también planea cerrar la mayoría de su negocio ruso a finales de año.

Si bien Ericsson había suspendido su negocio en Rusia indefinidamente en abril, Nokia dio un paso más y dijo que abandonaría el país por completo. 

«Para finales de año, la gran mayoría de nuestros empleados en Rusia se habrán ido de Nokia y hemos dejado todas nuestras oficinas», dijo el lunes un portavoz de Nokia. «Mantendremos una presencia formal en el país hasta que se complete el cierre legal».

Cada vez más empresas occidentales están vendiendo sus negocios rusos después de anunciar la suspensión de operaciones en las semanas posteriores a que Moscú enviara decenas de miles de tropas a Ucrania el 24 de febrero. 

Dell Technologies Inc dijo el sábado que había cesado todas las operaciones rusas después de cerrar sus oficinas a mediados de agosto. 

Ericsson, que había puesto a sus empleados en licencia paga a principios de este año, también registró una provisión de 900 millones de coronas en el primer trimestre por deterioro de activos y otros costos excepcionales relacionados con la mudanza.

Tiene alrededor de 400 empleados en Rusia y dijo que brindaría apoyo financiero a los afectados.

Nokia, que tenía unos 2.000 empleados en Rusia, dijo que su actividad restante en el país está relacionada con el mantenimiento limitado de redes críticas para cumplir con sus obligaciones contractuales y humanitarias.

A medida que Ericsson y Nokia abandonan por completo Rusia, los operadores móviles del país MTS y Tele2 se volverán más dependientes de compañías chinas como Huawei y ZTE.

MTS se negó a comentar. Tele2 no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

El diario ruso Kommersant fue el primero en informar sobre la salida de Ericsson y dijo que parte de su personal de apoyo se trasladaría a una nueva empresa que establecerán los altos directivos en Rusia. Ericsson no hizo comentarios sobre la nueva firma.

 

 

Fuente: Reuters