Los envíos globales de smartphones disminuyeron un 17 por ciento en el cuarto trimestre de 2022 respecto al año anterior, el peor dato en una década, lo que obliga a los vendedores a mirar con cautela el nuevo año.

El último trimestre de 2022 representa el peor rendimiento tanto en términos anuales como trimestrales en una década en el mercado de los smartphones, que contrasta con el mismo periodo del año anterior, en el que se experimentó un aumento de la demanda que acompañó a la recuperación del flujo de lo suministros, afectados por la pandemia.

Los envíos globales de todo 2022 descendieron un 11 por ciento, mientras que en términos interanuales esta bajada llega hasta el 17 por ciento en el cuarto trimestre, según los datos de la firma de análisis Canalys.

Apple se posiciona como el primer vendedor, consiguiendo una cuota de mercado del 25 por ciento en el cuarto trimestre, seguido de Samsung (20 %), Xiaomi (11 %), Oppo (10 %) y vivo (8 %). No obstante, si se atiende al año completo, Samsung despunta como la principal marca de smartphones, con un 22 por ciento de cuota frente al 19 por ciento de Apple o el 13 por ciento de Xiaomi.

Los analistas de Canalys señalan que los vendedores serán cautos en 2023, lo que les llevará a priorizar la rentabilidad y a defender su cuota de mercado. Las condiciones del mercado seguirán siendo difíciles, por lo que pronostican un crecimiento «de plano a marginal».

Fuente: Portaltic